TARTA DE MOUSSE DE PERA Y CHOCOLATE

  • Cómo me gusta esta tarta!. Tiene una presentación muy bonita, es fácil de hacer y me encanta el suave sabor a pera del relleno, “nata con sabor a pera”, jeje.
    Si os gusta la nata montada o las tartas-mousse que se hacen con nata montada y a las que añadimos fruta o algún aroma, seguro que ésta os encanta.
    Es mejor hacerla de un día para otro, para que el relleno cuaje perfectamente

  • Ingredientes:
Una base de bizcocho.

Para la mousse de pera:
– 5 hojas de gelatina
– 150 gr. de azúcar
– 200 gr. de peras (sin piel y sin pepitas) + 2 peras sin pelar para decorar
– 50 gr. de agua
– 1 cucharadita de zumo de limón
– 500 gr. de nata para montar (35% m.g.), muy fría
– 200 gr. de azúcar
– un poco de mantequilla, para engrasar el molde


Para decorar:
– 2 peras cocidas, cortadas en láminas
PREPARACIÓN:
Ponemos las hojas de gelatina a remojo en un bol con agua fría.
Ponemos 200 gr. de azúcar en el vaso y la pulverizamos durante 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Reservamos en un bol.
Sin lavar el vaso, echamos las peras peladas y sin pepitas, 150 gr. de  azúcar, el agua y el zumo de limón. Programamos 10 minutos, temperatura 100º y velocidad 2.
Añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y mezclamos durante 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7.
Vertemos esta compota en un bol y dejamos que temple. Mientras, aclaramos y secamos el vaso. Lo metemos un par de minutos en el congelador o en el frigorífico para que esté bien frío.
Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos la nata. Montamos a velocidad 3½, sin tiempo, estando muy pendiente y mirando por el bocal para que no se nos pase.
Cuando esté montada, añadimos el azúcar glas reservada y la compota de pera ya templada. Mezclamos con la espátula, mediante movimientos envolventes para que no se baje la nata (yo lo echo todo en un bol grande porque me resulta más cómodo para mezclarlo con la espátula).
En un molde ponemos en el fondo el bizcocho y seguidamente la mousse de pera metemos un poco en el congelador para que cuaje mientras hacemos la mousse de chocolate.

Mousse de chocolate:

INGREDIENTES:

Para la Mousse:
150 gr. de Chocolate fondant
2 hojas de Gelatina (4gr.) + 25 gr. de Nata
3 Huevos medianos
50 gr. de Azúcar blanquilla
200 gr. de Nata para montar




PREPARACIÓN:

Separar las yemas y las claras de los huevos.
Poner a remojar en agua fría las hojas de gelatina.
(1).- Batir las claras de los huevos hasta que estén esponjosas, añadir poco a poco el azúcar mientras se sigue batiendo hasta que las claras adquieran una consistencia firme, lisa y brillante. Reservar.
(2).- Batir la nata hasta que quede firme, incorporar las yemas y mezclar bien.
Calentar los 25 gr. de nata y disolver en ella la gelatina escurrida.
Trocear el chocolate y fundirlo al baño maría o en el microondas, añadir la mezcla de nata y gelatina caliente y remover bien.
(3).- En un bol amplio poner las claras batidas, incorporar poco a poco mezcla de nata y yemas y remover con delicadeza.
(4) y (5).- A continuación agregar el chocolate y batir enérgicamente hasta que esté bien mezclado y el color sea homogéneo.
(6).- Verter la mousse con cuidado sobre la mousse de pera si ya ha cuajado y meter en el congelador hasta que cuaje.
Decorar con las peras y desmoldar con cuidado.

BISCUIT DE HIGOS

un postre de textura cremosa, fresco y fácil. Este postre lo podemos hacer con antelación y conservarlo en el congelador hasta el día que lo vayamos a consumir, sólo tendremos que sacarlo un par de horas antes de servirlo. Lo podemos servir con una salsa de chocolate caliente . Yo lo he tenido en el congelador bien tapado con papel film.




Ingredientes:6 yemas de huevo 
150 g de azúcar 
100 ml de agua 
50 ml de zumo de limón 
100 g de higos secos 
1 vaso de brandy 
500 ml de nata 
6 Higos frescos





Para el chocolate caliente:50 g de cobertura de chocolate amargo 
30 g de mantequilla 
1 chorrito de brandy


Preparación:Una hora antes de elaborar el biscuit, picar los higos secos y ponerlos a remojo en el brandy. 
Batir las 6 yemas de huevo y preparar un almíbar con el azúcar, el agua y el zumo de limón hasta que quede muy transparente.





Retirar y enfriar. Sin dejar de batir y poco a poco, incorporar el almíbar a las yemas hasta que se duplique el volumen. 
Entonces, montar la nata y añadirla a las yemas emulsionadas con el almíbar muy cuidadosamente.
Escurrir los higos del brandy y añadirlos a la mezcla.

Meter en un molde forrado de papel fi lm y dejar en el congelador al menos durante 3 horas. 
Derretir el chocolate con la mantequilla y el brandy cuidadosamente, en el microondas a baja temperatura o al baño María.





ROSCON DE REYES

Con la receta que os dejo os salen dos roscones medianos. Yo prefiero hacerlo así antes que hacer uno enorme, porque se hornean mejor, pero ya veréis vosotros lo que más os acomoda. Si sois pocos en casa, siempre podréis regalar el otro.




Receta de Roscón de Reyes

Ingredientes

Para el azúcar glas aromatizado

120 g de azúcar glas
La piel de medio limón —solo la parte amarilla—
La piel de media naranja —solo la parte naranja—

Para preparar la masa de arranque

70 g de leche entera
10 g de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 g de harina de fuerza

Para la masa

60 g de leche entera
70 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
20 g de levadura fresca de panadería
25 g de agua de azahar —al gusto—
450 g de harina de fuerza
1 pellizco de sal
Los 120 g de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja

Para la decoración

Huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua
Naranjas confitadas
Guindas en almíbar



Preparación



Cuestiones. Es importante leerlas


  1. ¿Esta receta es para hacerla a mano o con Thermomix o amasadora?
    Los que tengáis Thermomix o amasadora tendréis más fácil la labor. Aun así, yo os dejo la receta escrita para Thermomix. Siempre digo que es maravilloso amasar a mano, pero que una máquina facilita mucho esta labor.
  2. ¿Qué grado de dificultad tiene el roscón?
    Medio/bajo. No es la típica masa pegajosa tipo brioche que necesitas haber amasado antes para conseguir un resultado muy bueno. Es cierto que hay recetas de roscones más esponjosos, pero son más dificiles de trabajar. A mí me gusta ésta porque siempre sale bien, siempre sube, siempre queda tierno. De todas formas el vídeo es principalmente para los que empezáis; al resto poco puede aportar. Si contáis con una máquina que os ayude, sale solo.
  3. ¿Es importante estar en ambiente caldeado? 
    Sí, sobre todo cuando la masa reposa. Prefiero una habitación caliente y que tarde una hora mas en subir que poner la masa encima de un foco de calor directo tipo calefacción —sí vale arrimar un poco la masa a la calefacción, pero no ponerla encima—. Hay personas que utilizan el truco de precalentar el horno a 50º, quitarlo y cuando está un poco templado, meter la masa a que repose en ese calor. Yo personalmente no lo hago a no ser que tenga mucha prisa, y la verdad, si tengo mucha prisa no me pongo de roscones. La masa necesita su tiempo y su temperatura, no ir arrebatada para que responda bien.
  4. ¿Qué es esa rasqueta de plástico duro con la que amasas los ingredientes?

La masa de arranque

1. Templar la leche y deshacer la levadura en ella. Mezclar con el resto de los ingredientes y formar una bola.
2. Poner un bol con agua templada y meter la bola de la masa de arranque en él. Cuando flote, en aproximadamente 10 minutos, estará lista para utilizar con la masa principal.



La masa principal

1. Mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
2. Tamizar la harina en un bol con la ayuda de un colador.
3. Una vez tamizada, añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja y la masa de arranque y por supuesto la leche con la levadura del punto 1.
4. Mezclar todo de una manera enérgica. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar os vendrá muy bien; si no, a mano.
5. Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas.
6. Cuando haya quedado la mezcla elástica, apiñarla en una bola y dejar que aumente su tamaño —cinco horas como mínimo—.
7. Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer uno grande— y darles forma de bola. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
8. A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.
9. Dejar reposar hasta que doblen su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.
10. Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas.
11. Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.
12. Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción —si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima—.
13. Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar al gusto o comer 



FUENTE:Webosfritos

BIZCOCHO DE NARANJAS Y ALMENDRAS

Un postre clásico de la Pascua que se basa en las tradiciones sefardíes del Mediterráneo, Marruecos y Oriente Medio. En esta receta se utilizan las naranjas enteras piel, pepitas y pulpa. No sólo es un pastel de intenso y excelente sabor, su textura es húmeda, no contiene gluten, ni lactosa por lo que es perfecto todo terreno.



INGREDIENTES:





  • 2naranjas, lavadas
  • 250 gde azúcar en polvo, y un poco más para espolvorear
  • 6huevos
  • 250 gharina de almendra
  • 1 cucharadita depolvo para hornear
  • Azúcar glass para servir.



    PREPARACIÓN:

    En una olla grande con agua a hervir. Lave las naranjas y cocinar en agua hirviendo durante 2 horas. Escurrir, dejar enfriar a temperatura ambiente, luego puré. Este paso se puede hacer antes de tiempo.
    Precaliente el horno a 160 ° C.Molde de 22 cm poner papel de hornear.Batir los huevos y hasta que esté bien mezclados. Agregue el puré de naranja seguido de la harina de almendra y el polvo de hornear. Vierta la mezcla en el molde preparado y el polvo de la parte superior con azúcar en polvo extra. Hornear durante 1-1¼ horas, hasta que la superficie esté dorada y un pincho insertado en el centro salga limpio.
    Dejar enfriar en el molde. Espolvorear con azúcar glas, cortar en rodajas y servir




    TARTALETA DE RICOTTA Y ALBARICOQUES

    Bueno ya estamos de vuelta, aunque aún me quedan 10 días que cogeré a final de este mes.
    Hoy traigo otra tarta de frutas ,Ya sabéis que son mi perdición y desde que vi  no he dejado de pensar en ella ni un solo momento.Es bastante sencilla de preparar,, estuvo muy a la altura de mis espectativas. El contraste entre el relleno de ricotta (combinado con vainilla, corteza de limón rallada. Así pues, os recomiendo esta receta para las cenas, comidas o meriendas veraniegas. No es nada complicada y además,  bastante vistosa.





    INGREDIENTES:

     500 gr de queso ricotta
     55 gr de azúcar morena
     1 cucharada de corteza de limón rallada
     1 cucharadita de extracto de vainilla
     1 huevo
     una masa hojaldre
     4 o 5 albaricoques partidos por la mitad
     1 cucharadita de azúcar morena 
     para espolvorear
    .  Almendras laminadas
    .

    PREPARACIÓN:

    Precalentamos el horno a 200º. Echar el queso ricotta , el azúcar, la ralladura de limón, el extracto de vainilla y el huevo en un bol y mezclar. Ponemos la masa de hojaldre en nuestro molde y pinchamos el fondo con un tenedor.
    Distribuimos el relleno de queso por toda la superficie y dejamos un borde de 5cm. A continuación, ponemos los albaricoques encima del relleno.



    Untamos la tarta con mantequilla y espolvoreamos la superficie con un poco más de azúcar y las almendras laminadas. Hornear durante 20-25 minutos o hasta que el relleno haya cuajado y la tarta esté doradita.
    Una vez sacamos del horno pintamos con un poco de miel.





    TARTA DE MOUSSE DE CEREZAS Y CHOCOLATE

    Esta tarta es una maravilla con el contraste del sabor de la cereza y el chocolate negro, como fue para un encargo no tenemos fotos del corte, pero quedaron muy satisfechos y ahora qué estamos en plena época de cerezas.


    INGREDIENTES:

    Para la base:
    200 g. galletas Digestive
    · 80 g. mantequilla
    .mermelada de cerezas

    Para la Mousse cerezas:

    400 gr. de cerezas
    50 gr. de Azúcar
    6 hojas de Gelatina (12 gr.)
    3 Yogurts sabor cerezas (330 gr.)
    250 de Nata líquida
    250 gr. de cerezas para decorar




    Para la Mousse de chocolate:

    150 gr. de Chocolate fondant
    2 hojas de Gelatina (4gr.) + 25 gr. de Nata
    3 Huevos medianos
    50 gr. de Azúcar blanquilla
    200 gr. de Nata para montar






    PREPARACIÓN:

    En primer lugar comenzamos con la base de nuestra tarta,Tan sólo dos indicaciones muy importantes para que tu base de galletas tenga un rotundo éxito:
    - El tipo de galletas.
    La base de las tartas se puede hacer con cualquier tipo de galletas pero yo te recomiendo que la hagas siempre con galletas tipo Digestive. La diferencia es enorme. Este tipo de galletas aporta mucho más sabor que las clásicas galletas tipo María y hacen que la base tenga otra textura.
    - El horneado.
    Hornear la base 10 minutos hace que al calentarse la mantequilla, ésta haga “de pegamento” y la galleta se haga un solo bloque por eso cuando trasladamos la tarta al plato de servir o cortamos un trozo, la galleta no se rompe, forma una única capa. Hazme caso, hornea tus bases de galleta 10 minutos, ya verás que diferencia.
    Una vez la tenemos templada agregamos unas cuántas cucharadas de mermelada de cerezas y reservamos.




    Empezamos con nuestra mousse de cerezas.

    Montar ligeramente la nata. Reservar.
    Triturar los 400 gr. de cerezas con el azúcar hasta conseguir un puré fino.
    Calentar en el microondas 100 gr. de puré y disolver las hojas de gelatina, previamente remojadas en agua fría. Juntar con el resto del puré y mezclar bien.
    Incorporar los yogurts al puré de cerezas y mezclar para aligerar la masa.
    Añadir la nata semimontada con movimientos envolventes, con cuidado, para que no baje la mezcla y obteniendo un color uniforme.
    Verter la mousse en el centro de nuestra base de galletas y meter en el congelador.




    Ahora seguimos con la Mousse de chocolate:

    Separar las yemas y las claras de los huevos.
    Poner a remojar en agua fría las hojas de gelatina.


     Batir las claras de los huevos hasta que estén esponjosas, añadir poco a poco el azúcar mientras se sigue batiendo hasta que las claras adquieran una consistencia firme, lisa y brillante. Reservar.
    Batir la nata hasta que quede firme, incorporar las yemas y mezclar bien.


    Calentar los 25 gr. de nata y disolver en ella la gelatina escurrida.
    Trocear el chocolate y fundirlo al baño maría o en el microondas, añadir la mezcla de nata y gelatina caliente y remover bien. En un bol amplio poner las claras batidas, incorporar poco a poco mezcla de nata y yemas y remover con delicadeza.A continuación agregar el chocolate y batir enérgicamente hasta que esté bien mezclado y el color sea homogéneo.


    Sacamos nuestra mousse de cerezas del congelador y encima una vez tengamos cuajada la mousse de cerezas ponemos la de chocolate.
    La volvemos a meter en el congelador, esto nos hará más fácil el desmoldar la.
    Una vez esté congelado mejor de un día para otro, la desmoldamos y decoramos a gusto.



    FUENTE:de la tarta mía, de los mousse menorcana

    MARILLENKUCHEN PASTEL AUSTRIACO DE ALBARICOQUES

    El pastel de albaricoque austriaco es fácil de preparar y convence hasta los gustos más exigentes.  Y ahora qué estamos en temporada de albaricoques, nos viene perfecto,me gusta el contraste más ácido de los albaricoques con el dulzor del bizcocho.

    Fuente. Anita cocinitas




    INGREDIENTES:



       - 100g de azúcar glass
       - 100g de harina
       - 100g de mantequilla a temperatura ambiente
       - 4g de levadura Royal
       - 2 huevos
       - 1 pizca de sal
       - 1 cucharadita de azúcar avainillado
       - 1 cucharada de ron
       - 1/5 kg de albaricoques
       - Azúcar glass para decorar




    Cómo preparar el Marillenkuchen o pastel de albaricoques:
       Precalentamos el horno a 200º. 
       Mezclamos en un bol grande la mantequilla a temperatura ambiente (bien blanda), el azúcar, la vainilla, el ron y las yemas de los huevos, y batimos con la batidora de varillas unos 3-4 minutos, hasta que la mezcla esté blanquecina
    Incorporamos la harina tamizada junto con la levadura y batimos lo justo para que integre.

    Aparte montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal hasta que estén muy firmes. Las incorporamos a la mezcla y removemos con cuidado con una cuchara hasta que se mezcle bien, pero de forma que se baje lo menos posible; siempre con movimientos suaves y envolventes.





    Extendemos la mezcla para el bizcocho sobre el molde, intentando que nos quede lo más plano posible.Lavamos los albaricoques, los abrimos por la mitad y quitamos el hueso. Los colocamos sobre el pastel con el hueco hacia arriba. Apretamos lo justo para que no se muevan, no es necesario hundirlos en la masa. Horneamos a 200º unos 35 minutos, hasta que veamos que todo empieza a dorarse por igual.

       Sacamos del horno, dejamos templar y espolvoreamos con azúcar glass por encima.